Todas las naranjas reservadas en un cajón de verduras del espacio interior por que es reservadoJ3J3. Con la tecnología de Blogger.

"Nadie nos va a explicar la magia, vamos a tener que averiguarla."

>> viernes, 25 de noviembre de 2011

El reloj de arena está andando. Cae. Cae la arena ingenua. Abrazo al viento y miro atentamente las letras titilando en aquella tibia pantalla. Mi cabello se mueve junto con mis ojos cerrados que dentro de mis propios párpados arman juegos con las moscas volantes. Miodesopsias. Fin. Chau reloj de arena. Fin. ¿Sigue? Falta poco y me apuré. Quiero cantar pero no me doy cuenta que el tiempo es algo que corre detrás mío, sin parar, me canso y es entonces cuando...

Read more...

Locura-

>> jueves, 24 de noviembre de 2011

Comienza el día cuando te despertás  a la hora que tenés que estar en el río para ver el amanecer y luego ir a la escuela...
Llegás en rollers, te tirás de una bajadita re zarpada y es obvio que vas a sentirte re extrema.
Cuando estás en el río, ya te perdiste de la función "Amanecer" pero igual disfrutás una tranquila mañana un ratito durmiendo en cucharita invertida con Mar y cantás junto a Martín "Nadie quiere a Uzi"...
Llegás a la escuela y Tito todavía no llega ..
Pasa la mañana y ya se comienza a sentir ese tipo de cosas psicodélicas que sólo podés apreciar si tenés una cabeza en el hombre y a las piernas las usás de brazos...
La comida rebotaba lentamente en mi boca. Como si fuera todo en cámara lenta. Podía tener una imagen de la gente como si yo viera desde una cámara reflex. Enfocaba todo a la perfección y la luz era la indicada para hacer una linda sesión de fotografía al aire libre.
El tacto también era extraño. Podía sentir absolutamente TODO lo que me tocaba pero como si me picara.
Las voces, estaban dentro mío. Malditas voces. Me encantó. Fue hermoso.
Si me acostaba me hundía desde las alturas. Como si yo fuera una pluma y cayera desde las alturas. Nunca había tenido tal sensación. Creí que sería tan tranquilo como generalmente me pasa. Pero no.
Tocaba el piano y las notas me giraban en la cabeza. Los acordes hablaban y se quedaban cantando. Los ritmos tenían sentido. La chacarera me salió.
Al salir, le llevé lo que le tenía que llevar. Primero entré a Unicenter debido a mis ganas de orinar. La sensación seguía en mis venas y yo mirando a la gente. Todos tenían diferentes expresiones en sus caras. La vi a Marcela Kloosterboer salir de un local. Si, la vi. No aluciné.
Caminaba y la gente me daba ganas de escribir. Entré al baño por fin y mientras me liberaba, iba pensando en cómo iba a empezar la canción que estaba a punto de escribir..
Salí y me olvidé de todo ..
La sensación seguía. Caminé y llegué a su casa. Hice lo que tenía que hacer y me fui a tomar el colectivo ...
Llegué a mi casa y aún no recuerdo dónde me tomé el otro colectivo para llegar a mi casa.
Duró un poco más mientras jugaba al Plantas Vs Zombies...




Read more...

  © Blogger template Simple n' Sweet by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP